Si se aprecian defectos de funcionamiento en las cerraduras es conveniente comprobar su estado y sustituirlas si es el caso, ya que, si la puerta queda cerrada, puede obligar a romper el marco o la puerta.

 

Acostúmbrese a no cerrar las puertas de golpe. Puede dañar la cerradura, desajustar la puerta y perjudicar la fijación del marco.

Limpieza

Su limpieza se realizará ya sea con bayeta seca o ligeramente humedecida y jabón neutro o productos especializados.

Mantenimiento

A limpiar

Cada mes: Limpieza de las puertas interiores.

Cada 6 meses: Abrillantado del  acero latonado de los herrajes con productos especiales.

A revisar

Cada 6 meses: Revisión de los muelles de cierre de las puertas. Reparación si es necesario.

A renovar

Cada año: Engrasar las cerraduras y bisagras con spray tipo 3 en 1.

Compártelo si te ha gustado
Cerrar menú