Descripción de sus elementos

 

  • Acabado alicatado con baldosas esmaltadas
  • Desagües empotrados
  • Sifones de PVC
  • Bote sifónico

Los baños son zonas de la vivienda con un uso intensivo del agua, y la mayoría de problemas son derivados de su uso.

Los posibles contactos del agua o cuerpos mojados con los conductores eléctricos pueden producir accidentes graves. Se debe evitar el uso de maquinillas de afeitar eléctricas o secadores de cabello con las manos mojadas.

La reglamentación actual prohibe las tomas de corriente dentro del área ocupada por la bañera o la ducha.

La utilización del agua, especialmente la caliente, produce vapor y condensaciones, y hace falta una buena ventilación después de su uso para evitar la aparición de hongos por humedades de condensación.

Se debe evitar dirigir la ducha directamente contra los azulejos para evitar que penetre agua por las juntas y fisuras.

El inodoro no se debe usar como vertedero, ya que puede representar un grave peligro de obstrucción de los sifones y conducciones de evacuación, especialmente si estas materias no se disuelven con agua. En este sentido es necesario llamar la atención respecto a pañales, compresas y plásticos, los cuales nunca se deben tirar al inodoro.

Es conveniente secar las salpicaduras sobre los grifos para alargar su duración y su aspecto brillante. Se debe evitar el contacto con productos abrasivos, así como los golpes que los puedan dañar de forma irreparable.

Aquí un ejemplo de cómo limpiar el baño.

Mantenimiento

A renovar

Cada año: Sellado de las juntas entre piezas de los aplacados para evitar la penetración de agua entre el material adhesivo y el soporte

Cada 2 años: Sellado con materiales plásticos o silicona de las juntas entre los azulejos y los aparatos sanitarios de los baños.

Compártelo si te ha gustado
Cerrar menú