Acaba de instalarse en su nueva vivienda. Como es lógico, espera conservarla en buen estado el periodo de  tiempo  más  largo  posible.

Inevitablemente, todos los edificios se degradan y envejecen con el tiempo, pero lo que siempre podemos hacer es ralentizar el ritmo de deterioro usándola de la forma más adecuada.

Por esta razón debe tratar su casa de la misma manera a la que estamos acostumbrados a cuidar nuestro vehículo, aunque nunca hayamos tenido en nuestras manos un manual en el que se nos diga cómo debe ser usada correctamente. Por lo que esta web recoge toda una serie de indicaciones y consejos relativos al uso y mantenimiento de la vivienda con el objetivo de facilitarle la planificación de los trabajos y, porqué no, sugerirle diversos trucos y usos óptimos para que los pueda poner en práctica, consiguiendo otra serie de objetivos, como evitar patologías, mejorar el confort, la seguridad y la salubridad, así como proporcionar la economía del mantenimiento.

El usuario de la vivienda debe tener muy claro que estas instrucciones de uso no tienen carácter de obligación, pero que el mal uso le hace responsable de los daños que hubiera causado por ello y que las garantías con que cuente la vivienda y el edificio no cubren entre otros, los daños causados por el mal uso ni por modificaciones u obras realizadas después de la recepción, salvo las de subsanación de defectos observados en la misma.

                  Consejos útiles para la vida diaria

  • Un grifo mal cerrado: Una gota que cae constantemente de un grifo mal cerrado supone 50 litros de agua al día.
  • Una ducha en vez de un baño supone gastar la 3ª parte de
  • Los productos de plástico tienen una vida de 400 años.
  • Las compresas y pañales tienen una vida de 450 años.
  • Aproveche al máximo la luz solar: ahorrará energía.
  • Cuidado con el aceite, ya que una lata de aceite usado vertida en el agua ocupa la extensión de 4 campos de fútbol.
Compártelo si te ha gustado
Cerrar menú